Ecce Homo

Proyecto de fotografía en la semana santa de Málaga

Observar más allá del lo que se ve en una persona a simple vista. Mantener esa mirada en una constante evolución, hasta convertirse en una obsesión. Abstraerse del mundo que nos rodea para captarlo según la propia y particular visión.

En Ecce Homo, se busca la importancia del hombre, la figura humana, dejando en un segundo término la temática religiosa que, a pesar de la fuerte conexión de los presentes con ella, no es el tema central. El protagonista por encima de todo es el retrato, captando momentos clave durante los pasos procesionales en la ciudad de Málaga. Durante la semana que dura esta celebración, recorrí la ciudad siempre de noche (a excepción de una mañana donde capturé la primera fotografía que se muestra), buscando y representando no solo el sufrimiento, sino también momentos de introspección, ternura, delicadeza, pasión, esfuerzos, juegos de luces y sombras, contrastes…

El rostro de un costalero de avanzada edad que acompaña a sus camaradas, siendo sus ojos y oídos; el momento de reflexión reflejado en la mirada de un costalero como uno más de entre todos sus compañeros; la mirada contemplativa de un cofrade absorto en la llama titilante del cirio que porta… son solo algunos momentos capturados en estas imágenes.